Ácido Glicólico... el alfa hidroxiácido que actualiza tu piel

«Dame un Glicólico que dicen que va bien para todo», «Quiero una crema de Glicólico que me ha dicho la suegra de la vecina de mi cuñada que le deja la cara como un bebe». Durante mucho años, se ha utilizado esta molécula en grandes rutinas de belleza ya que sus propiedades exfoliantes y renovadoras de la piel son una maravilla. Pero… ¿Qué es exactamente el ácido glicólico? 

El ácido glicólico pertenece a la familia de los alfa hidroxiácidos. Vaya nombrecito ¿verdad? Parece un nombre sacado de algún robot de la guerra de las galaxias aunque en realidad su nombre y su nomenclatura procede de las profundidades de la química orgánica, de ahí que adquiera el prefijo «ácido», por ello todos los activos cosméticos dentro de la familia de los alfa hidroxiácidos son ácidos, como por ejemplo: ácido glicólico, ácido cítrico, ácido láctico, ácido mandélico, etc…

Un alfa hidroxiácido actúa en la capa más externa de la piel, el famoso estrato córneo, despegando las proteínas que rodean los queratinocitos (células muertas de la piel) consiguiendo así exfoliar  la piel, por lo que obtendremos una piel renovada, suave, lisa…. ¡una piel como la de un bebe!

El ácido glicólico junto el retinol son unas de las moléculas antiedad más TOP del mercado actual. Y es que no solo se utilizan para las pieles más maduritas, ¡qué va! Al afinar el estrato córneo de la piel también conseguimos eliminar manchas, marcas de acné, incrementar la hidratación cutánea, borrar cicatrices y ojo ¡hasta borrar estrías! ¿Puede ser esta molécula más maravillosa? Es el Ferrari de los principios activos. 

Pero no todo es fantástico, tu piel debe acostumbrarse a él. Por lo que si nunca has utilizado este principio activo te recomendamos que lo añadas a tu rutina progresivamente, así  que inicialmente deberás utilizarlo un día sí y otro no, hasta que tu piel se haga con el producto y sea resistente a TODO.

Aquí te dejamos unos truquitos para tu piel luzca perfecta: 

1º Limpieza con la espuma Foam Glycolic Wash de Neostrata®, elimina impurezas y prepara la piel para mejorar el rendimiento de los cuidados posteriores. Para las pieles más sensibles está la opción  Restore Facial Cleanser de Neostrata® puesto que no contiene jabón ni perfumes. Recomendamos aplicar la espuma o el gel durante dos minutos y posteriormente retirar con agua.

2º Tonifica tu piel. Utilizar un tónico es fundamental para equilibrar el pH de la piel y limpiar en profundidad el poro y evitar que se obstruya. El tónico Blemish+Age de Skinceuticals® es perfecto para esta rutina ya que contienen lipo-hidroxiácidos que exfolian y suavizan la piel. Para pieles sensibles recomendamos Equalizing Toner de Skinceuticals® ya que está formulado sin alcohol, por lo que no irrita la piel.

3º Contorno de ojos. ¡No olvides utilizarlo en este paso! Puesto que los tratamientos posteriores son fuertecitos es mejor protegerlos con un buen contorno. Elige el tuyo en función de tu problema, ojeras, bolsas, hay para todos los gustos.

4º ¡Aquí viene el plato fuerte! Es el momento de utilizar nuestro magnífico producto de ácido glicólico. Para ella cualquier gel/crema de la línea Resurface de Neostrata®. Si nunca has utilizado el glicólico te recomendamos empezar por Antiaging Cream Plus Nivel Starter 8 AHA, si ya lo has utilizado con anterioridad el gel o la crema de alta potencia con 20 AHA es tu producto. Pero si ya eres toda o todo un experto te recomendamos utilizar el sérum de alta potencia con 25 AHA y retinol.

5º Debido a que el ácido glicólico puede «desescamar» un poquito la piel es recomendable utilizar una cremita nutritiva a continuación del ácido glicólico. Nuestra preferida sin duda es la Triple Lipid Restore de Skinceuticals®, su composición a base de colesterol y ceramidas la convierte en un MUST en nuestra rutina.

Recordamos que esta rutina es de NOCHE, debido a la fotosensibilidad  es recomendable utilizar estos productos por la noche, ahora bien…si lo deseas también puedes incluir el ácido glicólico durante el día, eso sí, siempre con protección solar. Así que… ¡no hay excusas!

Comentarios (0)

No hay ningún comentario

Este sitio utiliza cookies para su funcionamiento. Si continuas navegando aceptas su uso. Más información.