El acné

En la actualidad, son muchas las consultas que se reciben en la oficina de farmacia relacionadas con el acné. El uso continuado de las mascarillas unido a otros factores van a desencadenar la aparición de esta patología pero, ¿sabemos realmente en qué consiste?

El acné se trata de una enfermedad inflamatoria crónica de la unidad pilosebácea (folículo piloso + glándula sebácea), la cual se obstruye debido a una hiperproducción de sebo junto a la acumulación de queratina. A todo esto se va a sumar el crecimiento anormal de la bacteria Cutibacterium Acnes. Esta es una bacteria que habita de forma continuada en la flora cutánea, sin embargo, su desequilibrio va a producir inflamación y el posterior acné.

Esta patología la pueden desencadenar diversos factores; por una parte, los factores propios de la persona o endógenos como pueden ser la genética o la actividad hormonal. Por otro lado, los factores externos o exógenos tales como estrés, mala alimentación, uso de ciertos medicamentos, clima y polución, entorno laboral, tabaco…

Dentro de este último grupo se puede englobar un factor al alza actualmente: el uso continuado de mascarillas. Esto proporciona un ambiente de humedad y obstrucción idóneo para la proliferación bacteriana, aumentando así los casos de acné. 

Esta afección cutánea se presenta con distintos tipos de lesiones en la piel:

  • Comedón abierto (punto negro): acumulación de sebo y queratinocitos junto a la oxidación de la grasa.

  • Comedón cerrado (punto blanco o espinilla): acumulación de sebo y queratinocitos que no está expuesto al aire, por tanto no se oxida.

  • Pápula inflamatoria: lesiones rojas e hinchadas.

  • Pústula: lesiones profundas con material purulento blanquecino o amarillo, infección.

  • Nódulo, absceso, quiste: expansión de la glándula y folículo, dando lugar a una inflamación profunda pudiendo contener pus en el caso de los quistes.

Aunque se asocie la aparición del acné a la época de adolescente también puede aparecer durante la edad adulta, existiendo ciertas diferencias. El acné adulto va a aparecer a partir de los 25 años, desarrollándose tanto por factores hormonales como por factores externos. Las lesiones se van a producir en la zona mandibular predominando microquistes y lesiones inflamatorias. Debido a esto, es más probable que aparezcan cicatrices o manchas después del tratamiento.

En cambio, el acné adolescente se va a producir hasta los 20 años y tiene un componente principalmente hormonal. Va a aparecer mayoritariamente en mejillas y torso, componiéndose tanto por lesiones inflamatorias como no inflamatorias.



RUTINAS

RUTINA ACNÉ DÍA

  • 2) Limpiar y tonificar

  • 3) Hidratar y tratar:

RUTINA ACNÉ NOCHE

  • 1) Limpiar y tonificar:

  • 3) Tratar: Acniover renovador nocturno (Martiderm), Mask plus (Cantabria Labs/IFC), Sébium night peel (Bioderma), Biretix duo (Cantabria Labs/IFC), Neostrata refine gel forte salicílico (Cantabria Labs/IFC).



RUTINA ACNÉ ADULTO DÍA

  • 2) Limpiar y tonificar

RUTINA ACNÉ ADULTO NOCHE

  • 1) Limpiar y tonificar:

  • 2) Sérum: hidratar, AOX y tratar.

Sébium sérum night (Bioderma), Cleanance women cuidado de noche suavizante (Avène), Blemish+age (Skinceuticals).




RUTINA EN TRATAMIENTO CON ISOTRETINOÍNA

La isotretinoína (también conocida como Mayesta, Dercutane, Roacutan…) se trata  de un retinoide administrado por vía oral en los casos más graves de acné. Es un medicamento sujeto a prescripción médica que va a actuar disminuyendo la actividad de las glándulas sebáceas, la inflamación y la comedogénesis.

Sin embargo, es probable que durante el tratamiento con este fármaco aparezcan reacciones adversas, destacando la sequedad extrema de la piel, nariz, ojos, labios y mucosas. Para ello, se va a recomendar una rutina específica dirigida a paliar estos efectos.

  • 1) Limpiar y tonificar: 

  • 2) Hidratar:

Comentarios (0)

No hay ningún comentario

Este sitio utiliza cookies para su funcionamiento. Si continuas navegando aceptas su uso. Más información.